Así es la arquitectura del futuro

Programa especial realizado desde la Universidad San Pablo, CEU, en la que se ha debatido sobre cómo será la arquitectura del futuro, con motivo del 50 aniversario de esa facultad con algunos de los mejores arquitectos del futuro.

En la mesa de tertulia han acompañado a Luis Vicente MuñozFrancisco Javier Escorihuela, CEO de Isostopy; Federico de Isidro, Director de la División de Arquitectura y Edificación del CEU San Pablo; Israel Alba, Arquitecto del estudio Israel Alba y Julio Touza, Arquitecto.

Francisco Javier Escorihuela ha comenzado con la definición de qué es arquitectura del futuro porque la introducción de nuevos medios, materiales, tecnología, hace que ya sea presente. Aunque por otra parte siempre se introducen novedades.

Julio Touza reconoce que es difícil decir por dónde va a ir la arquitectura a un plazo mayor a 30 o 40 años. No se sabe que forma tendrá ese futuro pero puede ser más modular y prefabricada.

Israel Alba señala que la arquitectura del futuro lleva 200 años llegando. A finales de Siglo XVIII ya se enviaban casas a Australia en barco. Reconoce que otras industrias o ingenierias como la naval aplican antes la tecnología que la arquitectura ya que, a veces, se general un cierto rechazo.

Por último la perspectiva académica ha apuntado Federico de Isidro, ha destacado la importancia y la complejidad de la arquitectura. También se ha referido a los cambios que se han visto desde el año 2000.

Aquí puedes disfrutar de las claves de cómo es hoy la arquitectura del futuro:

 

También señala que ya no se vive la revolución de los materiales tan constante como hace unos años. Escorihuela señala que lo que produce un amplio conocimiento de los materiales viene marcado por los jóvenes arquitectos. También se ha referido a la especialización que se está viviendo para incorporar las nuevas tecnologías.

Los participantes también han aprovechado para hablar de la especialización y de la responsabilidad social del arquitecto al ser el que diseña las estancias donde viven las personas. Israel Alba se ha referido a la sostenibilidad, más bien “recuperarla”, ya que se perdió con la revolución de los años 2000. “Volver a responder al clima”, concluye.

Por su parte, Federico de Isidro, señala que el arquitecto tiene ahora un problema de elección con los materiales. Hace 500 años no tenían ese dilema al existir muy pocos, “apenas 3 o 4 diferentes”. 

También se ha hablado de la importancia de la realidad virtual, porque “el cliente no tiene porque saber entender los planos”, señala Francisco Javier Escorihuela.

Julio Touza, asegura que el “verdadero lujo es el espacio” y sobre todo “ahora en esta época en la que todo es tan pequeño”.

Todos los participantes han reivindicado del arquitecto español, que es muy innovador pero también es un ingeniero de edificación.  Federico de Isidro asegura que es más completo gracias a su formación que otros en cualquier parte del mundo y también vocacional al incluir la parte humanística y la técnica. Añade que, “Los estudios de arquitectura son más duros que en otros países y se da una formación completa. Es un modelo extraordinariamente interesante“.  Israel Alba también ha señalado que: “El arquitecto español está tan bien valorado porque es capaz de dar múltiples respuestas a varios problemas“.

Julio Touza, indica que una de las tendencias de futuro será la rehabilitación, “limpiar esa mancha que se generó con el auge de la construcción, y un patrimonio inmobiliario de malísima calidad“.