El acero europeo llevará a Trump ante los tribunales

La Organización Europea de la Industria del Acero,  Eurofer, califica hoy de “amenaza real” la intención del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de aplicar aranceles a las importaciones de acero y aluminio de la Unión Europea y pidió que la solución venga resolviendo la sobrecapacidad del sector.

En una comparecencia conjunta con representantes comunitarios y de los sindicatos calculan que Europa tendrá que asumir 13 millones de toneladas de acero. Recuerda que en 2017 la UE ya registró un “pico” de 40 millones de toneladas de importaciones de esos metales, que fue superior a los 35 millones que llegaron a Estados Unidos en el mismo período.

En declaraciones a Capital Radio, el director general de Unesid Andrés Barceló, asegura que la industria europea pedirá llevar la decisión de Donald Trump “ante la OMC y los propios tribunales de Estados Unidos”.

La UE, que exportó a Estados Unidos 5.300 millones de euros en acero y 1.100 millones de euros en aluminio en 2017, sigue abogando por el “diálogo” para intentar quedar fuera de las medidas, pero de confirmarse ya se preparó para responder al presidente estadounidense.

La comisaria europea de Comercio, Cecilia Mälmstrom, dijo que la UE sigue sin tener claro lo relativo al proceso de exención a los aranceles por EEUU a los metales y que seguirán negociando la semana próxima para quedar excluidos.

Malmström se ha reunido con el jefe de Comercio Exterior de EEUU, Robert Lighthizer, y con el ministro de Economía, Industria y Comercio japonés, Hiroshige Seiko, quien también ha pedido al representante norteamericano una exención para su país.

La decisión del presidente de EEUU, Donald Trump, de imponer fuertes aranceles a la importación del acero y del aluminio se traducirá en una “desaceleración enormemente perjudicial en los flujos comerciales” disparando un 70% la probabilidad de recesión en el país en los próximos meses, según advierte Steen Jakobsen, economista jefe y CIO de Saxo Bank.