Cómo acabar con los problemas de comportamiento de tu perro

Un perro sin adiestrar es un animal conflictivo y difícil de tratar, ya sea un perro que vive en un entorno familiar como uno que está destinado a la caza. La falta de una buena educación canina, la permisividad o la falta de tiempo, llevan a la persona a rendirse frente al animal.

La educación de nuestro perro es algo de vital importancia para que haya una armonía entre los dos y no corramos riesgos innecesarios. La mayoría de personas se hacen cargo de esta tarea, aunque no siempre sea de la manera más indicada, pero hay determinados momentos en los que no sabemos interpretar lo que le ocurre a nuestro perro, nos desespera su comportamiento y se dan situaciones que se escapan a nuestro control. En esos momentos probamos todo lo que sabemos, pero no tenemos claro si castigarlo, gritarle, ignorarlo, reforzarlo, etc. Cuando se llega a estas situaciones, lo mejor es acudir a un adiestrador profesional que corrija los comportamientos de nuestro fiel amigo.

Adiestramiento positivo

Lo ideal es optar por un adiestramiento en positivo, un método de trabajo en el que no se utiliza el castigo, sino que se basa en buscar la motivación y el vínculo con nuestro perro con refuerzos que le ayuden a aprender comportamientos que queremos que repita, en lugar de centrarnos en corregir los que no nos gustan. De esta manera la relación con nuestra mascota será mucho más relajada y la confianza entre ambos será recíproca, porque se busca la colaboración en vez de la confrontación y es un alivio sentir que no tienes la necesidad de imponerte continuamente a tu perro buscando tu dominio sobre el suyo. De esta manera se consigue que las acciones no se hagan por miedo, sino porque le motive hacerlas.

Con este tipo de adiestramiento en positivo, podemos comenzar a educar a nuestro perro desde que es un cachorro. A diferencia del adiestramiento tradicional, que se necesita que el perro sea suficientemente mayor como para asimilar las correcciones, los castigos utilizados y el material, como collares de ahogo, de púas, eléctricos, etc., con el adiestramiento en positivo el perro comienza su aprendizaje desde pequeño de una forma innata a través del juego, con organización y normas básicas empleadas en casa para una buena convivencia y juegos educativos que le ayudarán a desarrollarse, teniendo siempre en cuenta que es un cachorro y debemos dejarle disfrutar de las primeras etapas de su desarrollo.

El adiestramiento del perro de caza

Adiestrar un perro de caza es más complicado que un perro que va a vivir en familia, pero ¿cuáles son las claves de un adiestramiento exitoso del perro de caza?

Para el pleno disfrute de la caza con perros de muestra o levantadores y cobradores, es necesario que éstos tengan una gran base de adiestramiento para optimizar su desarrollo.

Entrenar con un perro que ya está adiestrado le hará conseguir más experiencias y habilidades como perro de caza y por supuesto, pondrá en forma su musculatura, articulaciones, resistencia en la búsqueda, almohadillas, etc…Al mismo tiempo se repasan y refuerzan ejercicios de adiestramiento ya trabajados anteriormente como pueden ser acudir a la llamada a toque de silbato, cambios de dirección en la búsqueda, ejercicios que puedes ir controlando fácilmente desde casa  con este cronómetro online y ver su evolución.

Razones por las que contar con los servicios de un adiestrador canino.

No es necesario acudir a un adiestrador de perros solamente cuando tenemos problemas, de hecho, los servicios de un adiestrador pueden ser muy útiles para resolver pequeños conflictos, prevenir futuros problemas o para educar y/o socializar a nuestro perro. Contratar los servicios de un adiestrador tiene múltiples ventajas porque:

  1. Son profesionales. Los adiestradores tienen un gran conocimiento sobre los perros y cuentan con una gran experiencia. Ellos conocen las diferentes técnicas para una correcta educación y cómo aplicarlas de forma segura.
  1. Evitan el estrés. Los problemas que tienes con tu perro son una fuente de estrés, tanto para ti como para él y pueden condicionar tu vida y la de tu familia. Un adiestrador os puede ayudar a recuperar la tranquilidad en vuestras vidas y dejar atrás los problemas.
  1. Ahorran tiempo. Un adiestrador de perros sabe identificar el problema rápidamente y aplicar las técnicas más adecuadas para cada caso. Los problemas más graves siempre deben resolverse lo antes posible, y aquí es donde es más necesario contratar sus servicios.

Un buen adiestrador, además de ayudarte a resolver tu problema de forma personalizada, te dará mucha información útil para la educación de tu perro, como trucos, consejos o recomendaciones. Toda esta valiosa información te ayudará a educar a tu perro y evitar futuros problemas. Si estás interesado en adiestrar perros de caza en Barcelona no dudes en contactar con este educador y etólogo canino profesional.